sábado, 25 de diciembre de 2010

CUENTO DE NAVIDAD




Consuelo tiene 94 años. Ha vivido la república, la guerra civil, la dictadura y la democracia. En 1937 la encarcelaron en Málaga y estuvo seis años presa sin saber muy bien qué delito había cometido. Desde la vieja cárcel, acordándose de su madre mientras la pena derramaba lágrimas coloreando un rostro humillado por la indignación, escribió una emotiva carta.

“Querida madre del alma cuánto sufro en la prisión al pensar en tu cariño y en mis hermanos de corazón. No me atormentan las penas ni torturas en prisión, sólo al pensar en ustedes que padecen con dolor. 20 años tengo firmados, y no sé si los cumpliré, al pensarlo me horrorizo de pena porque creo que moriré.

Si por desgracia yo muero sin estar a vuestro lado, no dejéis de recordad, que siempre estuve pensando. Pensando en vuestro cariño, cariño tan verdadero, y al recordarlo mamita, yo lloro con desconsuelo.

No sufras madre querida que pronto estaré a su lado, y pagaré con caricias sus desvelos y cuidados”.

Hoy Consuelo está bien atendida en un centro de mayores sin faltarle el cariño de sus hijos y nietos. Perspicaz y observadora hasta el paroxismo, ejercita la memoria recitando chascarrillos y poesías que deleitan a sus compañeras. Anda despacio pero su inteligencia corre más deprisa, armada de su bastón y con una vitalidad arrolladora que le abre el apetito, se predispone para llegar al 2011 lúcida y líder de sí misma.

Consuelo habla, ríe con desparpajo y suelta algún exabrupto divertido. Y es que la paz de espíritu reflejada en el agua de su alma, baila al son feliz de aquellos protegidos por los Ángeles.


ROSA MARÍA VERA

lunes, 13 de diciembre de 2010

DULCE NAVIDAD





Empieza con sabor dulce la Navidad para quiénes venimos de la XI fiesta del Mosto y la Chacina de Colmenar (Málaga) tras contemplar alucinados la debacle organizada por los controladores aéreos. No sé qué tiene este colectivo que acapara denuncias y desenfreno por un gobierno autista incapaz de solucionar el problema a tiempo. Ahora vienen los lamentos, un estado de emergencia eficaz pero tardío, y unas pérdidas millonarias para un país que no está para gastos extras.

Ya se sabe que Rodríguez Zapatero es el gafe oficial, pero el ministro de Fomento tampoco ha hilado fino con medidas disuasorias y un muro de prevención ante el estropicio social que estos señoritos del aire arrojan contra la opinión pública. Porque a la mayoría no nos convencen sus quejas y lamentos en un mapa laboral donde los más perjudicados son los que menos dañan la imagen de España en el exterior.

Porque el turismo que es la teta nacional y el modus vivendi de un país de servicios, y los viajes programados de currantes que pretenden desconectar unos días en tierras lejanas, deja muchas divisas y da puestos de trabajo a gente con contratos limitados. No sé cómo actuará la Justicia a partir de ahora, pero los culpables deberían tener la carta de despido en el bolsillo a partir de ayer. Que paguen su responsabilidad civil y penal, y que AENA y el gobierno se hagan cargo de su parte de culpa.

Otro dislate cuando ya se nota la crisis hasta en las luces de nuestra ciudad, y la Navidad no se presenta muy dulce ni para el colectivo de parados ni para aquellos que ven la entrada del año 2011 con las mismas o peores expectativas que la última hoja del calendario actual.

Tiene que haber dimisiones y elecciones anticipadas, porque si no es así, los Reyes Magos traerán cartón en lugar de carbón por ser más barato, y el roscón habrá que compartirlo porque el dinero no da ni para enviar la carta a sus Majestades de Oriente. Y eso sin mencionar el árbol de Navidad, que es de plástico y del todo a cien, porque para dispendios sólo nos quedan los sueños… ahuyentando la fantasía de Alicia con sus pesadillas y al Zapatero de la mala suerte.



ROSA MARÍA VERA

martes, 16 de noviembre de 2010

HUMILLACIÓN




El ministro del interior marroquí Taieb Cherkaoui nos toma por tontos o bien le guiña un ojo a su homólogo español Alfredo Pérez Rubalcaba. Son compinches en confundir a la opinión pública tapando sus miserias. Uno por decir que los culpables de la invasión saharaui la tienen los milicianos de Al Qaeda, y otro por hacer oídos sordos a la verdad y estrecharle la mano al diablo.

Está claro que Marruecos aprovecha el estado de debilidad del gobierno de Zapatero para arremeter contra el pueblo saharaui y luego quitarse los muertos de encima encomendándose a los terroristas. Olvidando que algunos terroristas salen de su país y arrancan las torres gemelas de NY, bombardean estaciones de metro londinenses, y vuelan trenes en nuestro territorio. Alá es grande y Mohamed VI demasiado pequeño, porque vivimos en constante humillación y demagogia barata cuando tratan de implicar a los propios saharauis de la escabechina.

Ya se sabe que la política es el área de los embustes, y la alianza de civilizaciones se hunde en el océano de la estupidez cuando un español pierde la vida y decenas de civiles son víctimas de la humillante aptitud del monarca alauí. Un rey que interpone el orgullo a la dignidad, y que quiere desviar la atención de su pueblo culpando al enemigo extranjero e invadiendo un territorio que forma parte de nuestro patrimonio cultural y sentimental.

Esta humillación a España es un apéndice importante del desgaste del gobierno de Zapatero, y demuestra que Marruecos quiere darle la puñalada final a un ejecutivo con demasiadas heridas. Nada meritorio si quiere hacer leña del árbol caído horadando en la llaga de nuestras señas de identidad.

Pero el problema es que esta crisis ya no tiene un marco político sino humano, la sangre traspasa fronteras idealistas, y los buitres sobrevuelan a cadáveres que hieden porque están sepultados en tierra de nadie.



ROSA MARÍA VERA

domingo, 7 de noviembre de 2010

HALLOWEEN






Todos los días vivimos nuestro halloween particular porque el miedo es algo inherente al ser humano. Hay miedo a perder el trabajo, a contraer una enfermedad, a errar en el amor, o incluso a la abulia de no tener nada que perder.

La noche de los espíritus se ha convertido en la excusa perfecta para que algunos políticos busquen en el Más Allá lo que no consiguen con sus votantes o dentro de su propio partido. Más de uno tiene su gurú particular que echará las cartas, leerá los posos del café o hará ritos extraños conjurando un incierto destino. Hasta los más escépticos encienden una vela o buscan un disfraz para ahuyentar a sus fantasmas.

Obama lo tiene crudo y cuenta con todas las cartas para sufrir un revés, porque no basta con tener carisma de hombre liberal intentando reformar la Sanidad de su país. No basta con ser un hombre ejemplar y lucir la mejor sonrisa del planeta, si no cuenta con el poder suficiente para llevar a cabo un proyecto.

EE.UU sigue siendo conservador y republicano, y el color negro -aunque suene a argumento trasnochado- no gusta a todo el mundo. Norte y Sur siempre han vivido en órbitas diferentes y cada Estado tiene sus propias reglas de juego. Mañana martes, día de los difuntos, dirimirán en parte su futuro y los hados -las encuestas- no están de su parte. Quizás porque el presidente es demasiado pequeño en una Nación tan poderosa, y porque la guerra de Irak con su efecto propagandístico no es el mejor aliciente para sustentar su poder.

El tiempo tiene la última palabra y es un lobby poderoso, y la cosecha de Obama hasta ahora ha sido ínfima.



ROSA MARÍA VERA

domingo, 24 de octubre de 2010

MATANZA EN IRAK




MATANZA EN IRAK

Resulta curioso que la mayor filtración de documentos confidenciales sobre la guerra de Irak se haya producido durante el mandato de Obama y que el presidente guarde silencio sobre el tema.

La matanza de civiles inocentes en Irak ya la proclamamos en su momento, pero es ahora cuando la ONU se rasga las vestiduras ante las inequívocas pruebas de Wikileaks. ¿Por qué EE.UU no ha frenado este despliegue de pruebas documentales que pone en entredicho la seguridad de la Casa Blanca y del Pentágono? ¿Es que ahora el mundo es consciente de la muerte de más de 100.000 iraquíes, y desconoce con certeza quiénes eran insurgentes y quiénes no? ¿Quién ha perdido la inocencia?

No entiendo un ápice esta locura de papeles cuando no se sabe quién pagará el desbarajuste de una diabólica contienda. George Bush ya está amortizado, y a no ser que se le juzgue como criminal de guerra, ¿a quién perjudica la filtración de Wikileaks?

Que me expliquen qué pasará a partir de ahora, y si Obama pondrá patas arriba la Seguridad Nacional investigando a sus espías. Porque está claro que el enemigo lo tiene en casa y Al Qaeda puede ocupar un escaño dentro de su propio Congreso. ¿O es que desde la guerra del Golfo la decadencia del gobierno norteamericano no es bien visible?

Perdieron los republicanos pero los demócratas se están dejando avasallar por filtraciones que no les favorecen. ¿Es inocente Obama y no sabe por dónde vienen los tiros? ¿Por qué no pone orden en su servicio secreto?

El tema del gobierno del primer ministro iraquí Al Maliki es harina de otro costal porque Irak necesita un cambio y la corrupción de su mandato ya se vio en su momento. Todo llegará cuando desbanquen su poder y elijan a alguien más afín con su pueblo.

Por otro lado es una lástima la filtración de Wikileaks. Da lástima este despliegue informático cuando los verdaderos culpables no pagan por la matanza de civiles inocentes en Irak. ¿Quién ignora un país hundido en la desgracia y un mapa de divulgación donde ahora los hipócritas lloran su muerte?


ROSA MARÍA VERA

miércoles, 13 de octubre de 2010

MANUEL ALEXANDRE




MANUEL ALEXANDRE

Todavía recuerdo con nostalgia la película “atraco a las tres” dirigida por José Mª Forqué donde un grupo de empleados de una entidad bancaria deciden robar en su propio banco. “Cuando uno es rico, todo vale”, dice el inconfundible José Luís López Vázquez. Así como la dulce interpretación de Manuel Alexandre y sus compañeros de reparto, caracterizando a un singular elenco de perdedores enredado en situaciones divertidas y abrumados por la ternura simplona de hacerse millonario dando un golpe fácil y "así poder viajar a la costa azul y alternar con nadadoras de élite”.

Argumento que describe el viaje onírico del español de la postguerra con el hambre tatuado en la piel y la picaresca de querer vivir en un mundo fantástico que no consigue alcanzar y al que no pertenece. Sus protagonistas quieren cruzar la barrera del ciudadano gris que sufre una realidad decepcionante y anhela instalarse en la cómoda abundancia de la prosperidad y el lujo, seducido por coches, mujeres, y hoteles de cinco estrellas.

La genialidad de Manuel Alexandre radica (porque sigue vivo en la memoria) en su propia personalidad: en el antihéroe que siempre fue, en sus ojos de mirar sincero y puro, y en la sintonía y complicidad con el espectador descubriendo la naturaleza frágil de un hombre bueno y carismático.

Nunca tuvo grandes pretensiones, ni aun cuando interpretó al dictador Franco en su última aparición pública, y todavía no acabo de entender porqué se dice que Manuel Alexandre fue el gran actor “secundario” de la escena española. Con una larga trayectoria profesional tanto en cine como en televisión -con la serie “los ladrones van a la oficina”- y numerosos premios como reconocimiento a su carrera, que se siga diciendo que fue un personaje secundario es una ofensa para quienes le admiramos profundamente.

Ya quisieran para sí muchos actores de ‘primera’ estar a la altura moral e interpretativa de Manuel Alexandre. Era bajito, no muy agraciado, y humilde hasta la saciedad, pero su estatura profesional y humana todavía no ha sido traspasada por nadie. Y dudo mucho que alguien lo consiga.



ROSA MARÍA VERA

viernes, 8 de octubre de 2010

LA CRISIS DE ZP




El presidente Zapatero nos tiene acostumbrados a sus apariciones públicas por televisión cuando la tormenta arrecia. La tormenta del paro que es la bestia negra de su mandato junto a una desmedida laxitud ante la crisis económica. ZP toma cartas en el asunto después de que Tomás Gómez le hiciera sombra en las primarias sin adoptar una medida eficaz que arregle la situación. Cámara, luz roja y acción, que detrás está el director moviendo los hilos del rodaje.

El problema no es su carencia de imagen, sino la pira popular de telespectadores que ya están hartos de ver a un muñeco de cera gesticulando sin decir nada. El presentador mueve la mano y el presidente parlanchín nos da una charla sobre autoestima y superar las horas bajas del desempleo con una cartilla de racionamiento.

Porque no vivimos la posguerra, pero si algo semejante a la depresión económica de caer en picado hacia un pozo sin fondo. A la necesidad de muchas familias de recortar gastos y llenar el cesto de la compra con productos que paga el subsidio o la pensión del abuelo que vive con sus hijos. Es la revolución de los mayores sosteniendo la economía familiar porque gracias a las pensiones todavía el país se mantiene a flote.

Así que es mejor que al menos el gobierno mantenga la cordura de no recortar ese punto tan vital para el ciudadano, y sí aplicarse la pomada de reducir Ministerios inútiles. Habla Rodríguez Zapatero de competir e innovar creando nuevas empresas, pero olvida la terrible burocracia que significa abrir un negocio con el lastre de permisos tardíos, y un seguro autónomo que no garantiza un retiro digno ni por edad ni por enfermedad.

Quiere que nos bajemos el sueldo siguiendo el ejemplo alemán… -admirando a este país cum laude de la Unión Europea-, ¿pero todavía más? Que se bajen los políticos su salario y aminoren el derroche de las autonomías y quizás entonces el déficit sea menor.

Y eso de que nadie le mueve el sillón del poder… ¿quién se lo cree? Ya digo, este presidente Zapatero no tiene arreglo, y su bajío, mal fario o gafe, lo padecemos desde que sus cortesanos le encomendaron la irresponsabilidad de gobernar una Nación que no entiende.


ROSA MARÍA VERA

martes, 5 de octubre de 2010

DISFRACES







Ir a una fiesta Medieval y disfrazarse de princesa gótica es subscribirse a la realidad actual y contemplar los ungüentos mágicos que nos venden los charlatanes. Voceros, cantamañanas, buhoneros, alcahuetes y pregoneros se congregan para hacernos la vida menos dramática y constatar que existen remedios infalibles para la lepra, el carbunco, el escorbuto, la hidropesía o el sudor del inglés.

El presidente Zapatero es líder en airear pócimas curativas para paliar el paro, afirmando que todo aquel que haga un curso ya no pertenece a las listas del INEM. Esto equivale a decir que cualquier desempleado que estudie oposiciones ya no está sin nada que hacer, y básicamente está realizando un ‘esfuerzo’ entrando en el mercado laboral de las listas de espera.

(O sea que la picaresca sigue vigente y no avanzamos nada)

Los sindicatos despabilan de su letargo organizando una huelga pactada con el gobierno para resarcir al pueblo de su paso durmiente. Ya no están por la labor de la mansedumbre, ni padecen del mal de San Vito, ni quieren la opresión para sus votantes, y ahora se disfrazan de feroces atacantes contra el poder. Y es que su liderazgo hace tiempo que flaquea porque ya nadie cree en los remedios de la Edad Media, ni en los parches de la Edad Moderna de la Alianza de Civilizaciones.

Una pócima medieval que nos vendió Rodríguez Zapatero para evitar las Cruzadas entre moros y cristianos y dejar las puertas abiertas al amigo de allende los mares. Nadie creyó en su discurso -excepto sus allegados- y ahora las penas redundan en déficits y más déficits. Pero eso no le importa al presidente-burbuja y sigue con su humor etílico de que no pasa nada y hay trabajo por doquier sólo que es invisible por culpa de la economía sumergida.

Sube la luz y los impuestos, pero qué más da, el tiempo es perecedero y el hoy es mañana para los que vengan detrás y acarreen con los entuertos. Y si distribuyen disfraces para lidiar el circo el día 29 de la juerga sindicalista, eso entra dentro del sueldo del pregón Medieval: unidos por una causa común mientras guillotinan la inteligencia del pueblo.


ROSA MARÍA VERA

ESTUPIDECES




Una estupidez puede ser equivocarse a destiempo, confiar en el sexo de los ángeles, y creer en la bondad de los titiriteros. Por eso me declaro en huelga, y quiero que disculpen los sindicatos mi ausencia en la ‘juerga general’ del día 29, porque pienso ir a trabajar y no habrá piquete que impida cumplir con mi deber.

Hace tiempo que deberían haber convocado una ‘rebelión masiva’ de trabajadores y no lo hicieron porque no era políticamente correcto y porque tenían su bolsa llena. Pero la gente no es tonta, y ya exigen que justifiquen su sueldo y el jornal de tanto sindicalista liberado cobrando un chollo del dinero de los contribuyentes.

¡A buena hora mangas verdes! Que se vayan con la música a otra parte porque los instrumentos desafinan.

Otra estupidez que entretiene nuestras neuronas nos la ofrece el ex presidente del gobierno Felipe González. (Y luego critican que Aznar hable cuando otros abren la boca diciendo sandeces). El líder socialista -del pretérito imperfecto- quiere que se legalicen las drogas para así menoscabar el poder de los traficantes.

Que se sepa el güisqui es legal, también el tabaco, y la píldora del día después, y no por eso la gente deja de beber, fumar como chimeneas, y holgar al aire libre con orgullo heterosexual. No porque sea legal la bebida, la gente deja de estar ebria y matarse en la carretera. Y por desgracia sigue habiendo cáncer de pulmón y embarazos no deseados.

Por eso considero que si se legalizan las drogas los traficantes se harán de oro, porque ya no tendrán que pagar a contrabandistas y mercenarios, abriendo sus kioscos en plena vía pública. Así todo el mundo podrá comprar cocaína, LSD, o heroína como quién va al monte y coge un cesto de setas envenenadas.

Y es que ya estamos hartos de estupideces y políticos insufribles. Porque desde que Felipe González se ha hecho ‘moruno’ en Marruecos con un chalet que no es suyo pero que existe, el olor a marihuana cruza el estrecho y el ‘chocolate’ se cuela por las esquinas como puta entre rastrojos.

Que penalicen el paro y legalicen el trabajo, a ver si así no marean al pueblo con tantas estupideces.


ROSA MARÍA VERA

EL ZULO




Acabo de leer el último comunicado de ETA y resulta irónico. Es lacerante que nos tomen por estúpidos y piensen que somos tan cándidos que vamos a saltar de alegría. Se ve que la crisis económica también les afecta y que ya recaudan menos del empresariado vasco, y ahora quieren dar una imagen de ‘condescendencia’ que ni ellos mismos se creen.

Asombra que se autodenominen “organización revolucionaria socialista vasca para la liberación nacional”, porque ni son revolucionarios, ni son socialistas pues pisotean a su propio pueblo, ni liberan a España (y a Euskadi) absolutamente de nada. Muy al contrario, como ahora están en horas bajas se replantean la violencia mientras dure la crisis y los ciudadanos vivan en la incertidumbre de un futuro muy negro.

Da risa si no fuera porque tiene tintes macabros, que siempre aludan a la libertad del Pueblo Vasco, como si alguien los tuviese aprisionados. Y da grima que gimoteen por el coste a pagar de los asesinos etarras: “la prisión, el exilio e incluso la muerte”.

¿Pero a qué muerte se refieren?

¿No será a los asesinatos de Gregorio Ordoñez, José Antonio Blanco, y un largo etcétera de víctimas inocentes que recibieron un tiro en la nuca? ¿O a los atentados terroristas con bomba lapa donde murieron agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y civiles ajenos a la política?

¿Y ahora qué pretenden? ¿Acaso desean recibir un aplauso de todos los españoles? ¿Quieren construir un marco democrático desde la mentira y la manipulación? ¡Pues no! Me niego en redondo a olvidar a las víctimas del terrorismo y someterme a su dictadura mediática.

¿Por qué si declaran que dejan la violencia no se presentan sin la máscara? ¿Es que necesitan tapar sus rostros para cubrir sus vergüenzas?

Nos quieren meter en un zulo y me niego en redondo. En el zulo donde ellos mismos están del engaño y la infamia.


ROSA MARÍA VERA

EL MES DE LOS PUTOS





EL MES DE LOS PUTOS

Los ayatolás iraníes llaman puta a Carla Bruni -esposa del presidente francés- por escribir una carta solidarizándose con Sakineh Astiani, condenada por el régimen a morir lapidada por un falso adulterio que declaró cometer después de ser cruelmente torturada. Es increíble que sea Sarkozy -Francia- y el apoyo de ciudadanos de su país quién se ponga al frente de esta ‘revolución’ para salvar la vida de una mujer inocente.

Y sin embargo aquí en España, que se sepa el presidente Rodríguez Zapatero no ha puesto el grito en el cielo por semejante injusticia. Ni tampoco hay gente del mundo de la cultura con su “no” a la guerra que escriban misivas de apoyo a una viuda que se pudre en la cárcel a la espera de un destino incierto.

Está claro que en los países dominados por el integrismo islámico no existen los putos, aunque haberlos ahílos. (Putos hasta la extenuación con putas de lustre económico). Sobre todo aquellos mercenarios de la política que imponen su dictadura para hacerse acreedores del favor de su pueblo. Un pueblo corrupto y temeroso por las creencias y manipulaciones de sus dirigentes. Porque no hay nada más impactante que darle de comer a los leones montando un circo mediático para así desviar la atención y que los pobres sigan siendo más pobres mientras el poder del dinero maneja los hilos del mundo.

Porque es una infamia que quién pague este desvarío sean los desgraciados de siempre: mujeres y hombres vestidos públicamente con el sambenito de putas y putos para su vergüenza y escarnio. Pobres hasta la extenuación, sin abogados ni defensa posible a no ser que personas como Sarkozy, Isabelle Adjani o la socialista Segonéle Royal luchen por ellos y saquen la cara apoyándoles.

Y nada más que por eso deberían señalar en el calendario el mes de los putos. Aquellos que asesinan los 365 días del año desde su tarima de virreyes de un honor impostado.


ROSA MARÍA VERA

DESNUDOS DE PODER




Está visto que el calor derrite el cerebro de los padres de la Patria, porque sigo sin comprender como Pepe Blanco pretende subir los impuestos y homologarlos con la CE cuando los sueldos del contribuyente no están homologados. Y no entiendo porqué Obama pretende construir una mezquita en la zona cero de NY cuando eso sería una provocación imperdonable para las víctimas. A no ser que piense que detrás del atentado del 11 S estuvieran implicados otros responsables de la masacre y así con el gesto pedir perdón por ello y congratular con el eterno enemigo islámico.

Menos mal que las serpientes de verano siempre nos entretienen y seguimos leyendo que Bin Laden está escondido en Paquistán. Porque todavía no entiendo cómo si saben el lugar de su escondrijo y con los servicios secretos tan eficaces que pululan por el mundo, todavía no hayan atrapado a este ejecutivo del crimen. Si el Mosad, la CIA, o cualquier otro servicio de inteligencia no consigue descubrir el paradero exacto del enemigo público número uno ni detenerlo es algo que escapa a mi comprensión. O Bin Laden pasó a la historia, o la argucia de mantenerlo vivo es rentable para mantener en la brecha el odio a los países que dominan el petróleo.

En Irak siguen los atentados contra civiles y un asalto a la mezquita en Hilla con la muerte de tres fieles chiíes. No es extraño que el desgobierno del país siga vigente aunque la pantomima de las urnas funcionara para darle al territorio un maquillaje democrático. Y si es difícil una democracia en tierra hostil cuando fue impuesta por el enemigo extranjero y cuando fue derrocado su líder de la forma más ignominiosa posible, todavía es peor cuando el oro negro compra y vende voluntades y cuando no interesa la paz si el poder va detrás del petróleo.

Nada se sabe por la prensa del rebelde clérigo chií que osó hacerle frente al ejército norteamericano, pero estaría bien que suníes y chiíes llegaran a un acuerdo después del abandono extranjero de sus tierras. Y es que el miedo no es que Al Qaeda se haga con el poder, -porque en realidad ¿quiénes integran esta organización terrorista?-, sino qué pasará con el combustible que mueve el mapamundi y sus ramas financieras controladas por occidente a través del mundo árabe.

Siempre el maldito poder del dinero derritiendo el cerebro de quiénes morirán desnudos de poder.


ROSA MARÍA VERA

CERDOS Y CRUELES





CERDOS Y CRUELES 

El mar encrespado es un hándicap para bucear, y si todavía no estás en buena forma física puede convertirse en un abismo insalvable. A veces detesto ver programas como Natura o cualquier canal que retransmitan vídeos sobre fondos marinos, porque añoro contemplar doradas, rayas, o algún depredador saliendo de su cueva en su propio hábitat natural. No hay nada como disfrutar en directo echando fotos y paladeando la hermosura de las cumbres sumergidas, aún sin estrenar mi fusil ensartando un pez o un pulpo distraído mientras huye dejando un reguero negro de tinta cegando mis ojos.

Es la lucha en territorio hostil, y la supervivencia en un medio -el agua- que no es el nuestro, y por eso no comprendo muy bien por qué quieren adocenarnos como borregos y suspender las corridas de toros. Se abre el debate anti taurino precisamente cuando está en alza la bandera española con el triunfo de la roja, y mañana en Cataluña el independentismo catalán decidirá el “no” a una cultura tan arraigada desde nuestros ancestros. Porque calibro que aquí no estamos hablando del sufrimiento de un toro bravo -descendiente del uro- cuando es el único animal que muere decentemente sin pasar por el matadero.

Hay más torturas de animales en los circos, en el transporte de ganado bovino desde Gran Bretaña a Bélgica y Holanda porque llegan asfixiados; en los países asiáticos cuando despellejan vivos en agua escalfada a perros y gatos porque constituyen su alimento; más crueldad en el transporte de vacas y toros de un país europeo a otro porque llegan con las patas rotas, o incluso en los zoológicos cuando se priva a seres vivos de su libertad.

Y no digamos del negocio de los abrigos de piel, o de la pesca utilizando explosivos, y de la sangrienta cacería del atún que tanto se degusta en los restaurantes.

De ahí que no entienda un ápice a qué viene tanta hipocresía y rasgarse las vestiduras cuando el toro tiene la oportunidad de demostrar su fuerza en una plaza y ser indultado en ocasiones sin pasar por la tortura del matadero, y cuando el torero sufre y también muere por voluntad propia cuando es cogido por la dura cornamenta de su rival.

Y es que ser anti taurino está de moda al igual que pertenecer a Greenpeace, pero cuando saboreamos un rabo de toro disfrutando de su carne, es más reconfortante que comer cochinillo asado a sabiendas de cómo mueren los cerdos. Desangrados y berreando hasta morir, para luego ver sus cabezas cortadas en restauraciones de lujo. Pero claro, eso no lo tienen en cuenta los pusilánimes y cerebros privilegiados de algunos tiquismiquis a quiénes no les importan tener aves en cautiverio, o irse de cacería con galgos que luego sacrifican.


ROSA MARÍA VERA

QUIRÓFANO




La sala está fría como una caverna devoradora de cuerpos. No hay apenas luz mientras las enfermeras se mueven con celeridad y los médicos permanecen quietos al fondo. Sientes que te abren la bata mientras conectan tubos y parches, percibes que las caras se acercan deformándose en un espejo tridimensional de voces, y es cuando la sangre se congela y un líquido entra para mantenerte viva.

Hay diálogo, explicaciones, y el deseo de viajar a Egipto antes de sumergirte en un sueño profundo. Después de una corona adhesiva en la frente para comprobar que sigues dormida y viva, vienen las incisiones, imaginas las batas y las mascarillas, y la concentración sobre una piel que ya no te pertenece. Y sientes el dolor de no controlar nada, de no dirigir la orquesta de la vida porque no hay nada a tu alcance y entras en otra galaxia extraña y lejana.

Un mundo soterrado donde ya no ves la claridad, donde no puedes expresar una queja o una lágrima, ajena a manos que hurgan y perforan como fieras hambrientas, mientras imaginas que antes otro familiar entró en esa misma esfera aterradora y murió sin pisar tierra y sin despedirse. El vuelo del ave que se alejó para siempre del mar y del marinero que después de escribir su bitácora breve e intensa puso rumbo hacia el infinito.

Es el mismo lugar, el mismo suelo maldito que alguna vez juraste no pisar, odiando su existencia. Quizás por miedo al dolor, a la lucha del buceo en la oscuridad y sin apenas oxigeno para subir a la superficie. Pero luchas, y sufres aterrada sin ver todavía la luz, herida y con el lazo de la angustia sobre tu cuello, sólo que esta vez entras en el torbellino del destino sin haber llegado tu hora, sin descender todavía los peldaños helados de la muerte.


ROSA MARIA VERA

MODIGLIANI




Tengo un amigo catedrático que me llama cariñosamente Modigliani, porque según él mi rostro es parecido a los retratos del genial artista. Tengo las facciones alargadas, los ojos almendrados, y mi cuello también es excesivamente largo. Es una lástima que Amedeo Modigliani muriese en la más absoluta pobreza, y que ahora nos sorprendamos porque la escultura Tête al ser subastada en Christie’s haya superado la increíble cifra de 43 millones de euros, porque la obra lo merece destilando un aura entre mística y africana.

La sensación al contemplar los cuadros del pintor es una mezcla entre tristeza y sensualidad, señorío y aceptación de un destino fatídico, y sin espacio al albur venturoso de la felicidad. Sus desnudos no inspiran lujuria ni pasión, y flotan en el espacio desprendiendo más ternura que violencia. Son damas despojadas de su ropa para enseñar su alma, sin miradas que demuestren su desafío, ni vergüenza por mostrarse en estado puro, sino imperfectas e impúdicas en su esplendor al ser vírgenes etéreas.

Sus retratos destacan por una fragilidad física y un pesimismo que cautivan. No son cuadros vivos que se muevan ante nuestra retina, sino imágenes cuya fuerza no radica en un realismo perfeccionista, ni en la belleza figurativa, sino en la imprecisión de sus dibujos y en los trazos fuertes y seguros de su autor.

Admiro a Modigliani porque intuyo que este genio místico siempre adoró a la mujer superponiéndola por encima del hombre como ninfa y princesa, musa y reina de un mundo más poderoso y espiritual al vivido, debido a un estancamiento de la propia sociedad establecida.

Quizás vea a un hombre con un inmovilismo rebelde, una frustrada realidad, y un romanticismo exacerbado e infantil. En definitiva, a un espécimen raro y exótico, siempre con la mujer como diosa adolescente, cautivadora y sin maldad.

ROSA MARÍA VERA

domingo, 6 de junio de 2010

CONSPIRACIÓN






CONSPIRACIÓN


A la mayoría nos gusta novelar pensando que en Bilderberg se reúnen los grandes Estadistas para dirigir nuestro pobre destino. O que la Alta política pertenece a un lobby oscuro, masónico y satánico, y cuyos nombres están expuestos a la opinión pública. Pero esto es una falacia y una conspiración paranoica, ya que nadie con verdadero poder se expone con luz y taquígrafos a que vean sus rostros y se sepan sus nombres.

Lógicamente, si evaluamos el poder del dinero, siempre estarán en el ojo del huracán: el Banco Mundial, el FMI, y las famosas cumbres de los G 20. ¿Pero quiénes son estos señores tan desconocidos para el ciudadano de la calle, y quiénes manejan los hilos de la economía hasta provocar una crisis mundial que empezó en EE.UU y siguió en Europa con efecto boomerang?

El euro se había fortalecido superando al dólar, y mira por dónde Bilderberg puede ser la excusa perfecta para dirimir qué países pueden superar la crisis y cuáles se quedan fuera del euro. No es que haya una conspiración, ni una mano negra que mece la cuna, pero a EE.UU no le beneficia que el euro sea una moneda fuerte ninguneando la influencia de su moneda en algunos mercados.

La guerra de Irak dejó las arcas norteamericanas muy maltrechas económicamente, y el crack de la bolsa supuso la derrota republicana por la mala gestión del ex presidente Bush. Y ahora Obama quiere reformar la Sanidad y darle un cambio modernista al país, cuando todavía es Israel quién da las órdenes oponiéndose a una comisión internacional propuesta por la ONU para investigar su sangriento asalto a la flotilla de la Libertad.

Y nosotros aquí, pobres muñecos de títeres internacionales de la Alta política, manejados por lobbies imperialistas, antiimperialistas, la OPEP, el FMI, el Banco Mundial, las distintas mafias, y los reyezuelos de la América profunda sumergidos en las selvas amazónicas. O sea, que Bilderberg no da ni para un relato corto en comparación con otras reuniones secretas que sí florecerían en varios best-sellers urdidos por escritores imaginativos.

Y al final sólo nos queda la ignorancia más absoluta y acomodarnos a nuestros lobbies ‘satánicos’ más cercanos. Bibiana Aído y su Ministerio incapaz de disminuir las muertes por violencia machista; Elena Salgado y su ineptitud junto al ministro Corbacho por reformar el mercado laboral, y el líder de la tribu que es Zapatero estudiando los intestinos de los animales y danzando alrededor del fuego para ver si el Más Allá se apiada de él.

Pero mucho me temo que el muerto no va a resucitar aunque vaya a Bilderberg y nos dé cancha pensando en sociedades secretas y en señores de la Guerra que son los que manejan el Dinero.

Qué más quisiera nuestro presidente, que ser un poderoso en la sombra y manejar los hilos de un país que no se atreve a pronunciar.




ROSA MARÍA VERA

lunes, 31 de mayo de 2010

LOS CUERVOS






LOS CUERVOS


Donde más se nota la crisis es en la calle. La calle está llena de gente paseando en lugar de llenar restaurantes, y los museos están vacíos porque hay otros problemas que resolver antes que admirar una obra de arte.

El CAC de Málaga es un museo vanguardista interesante y variopinto. Y puedes encontrar desde grafitis, esculturas bien definidas, o una cámara oscura parecida a un ascensor espacial que provoca mareos y la sensación de caer hacia el abismo. Allí se inauguró la noche en blanco -noche de espejismos grandilocuentes- con un abanico de teatros mímicos en las calles de Málaga, fiel reflejo de la pobreza económica que ensombrece al Consistorio.

Es la ambigüedad de tapar las carencias con pan y circo para el pueblo. Ciudadanos que ya están hartos de seguir viviendo en un país de clases. Los ricos -según el presidente Zapatero- pagarán más impuestos (y serán funcionarios porque los otros son invisibles) y los pobres, atados a una nómina o a un subsidio no pueden ahorrar, (o tienen que ahorrar en pan), creándose una falla separatista cada vez más grande.

Por eso los cuadros que más llamaron mi atención dentro del CAC fueron “la crisis” y “los cuervos”. En su día, ya dije que Zapatero era un príncipe encantado y que tenía mal fario. Empezó mal coqueteando con ETA, y ha terminado peor cuando ni Obama quiere tratos con él, a menos que recorte gastos. Y cuando la muerte acecha, y el poder del dinero se resiente, siempre hay cuervos revoloteando alrededor del cadáver. Y el presidente Zapatero ya huele a muerto dentro de sus propias filas.

Nuestro presidente del gobierno ya ni siquiera es un cadáver exquisito. Y no lo es, porque en la política hay muchos cortesanos y aduladores, pero también la traición acecha por las esquinas y los cuchillos salen de las faltriqueras esperando a un sucesor. Porque cuando hay bonanza económica, aúpan al vencedor, pero si el líder cae en la arena del circo, los leones le dan el zarpazo mortal. (Los propios leones del Congreso de los diputados)

Y a Zapatero el poder le viene grande porque ya carece de poder.

Por eso huele a podrido dentro del gobierno, y ahora no está Garzón como para desenterrar un cadáver.



ROSA MARÍA VERA

DISCAPACITADOS




DISCAPACITADOS


Ayer viernes, 14 de mayo, vivimos una jornada emocionante en el parque de Málaga. Todas las Oenegés y Fundaciones de discapacitados físicos y psíquicos malagueños estuvieron presentes en una hilera de stand ofreciendo sus productos. Jabones, cuadros de flores hechos de papel maché, caracoles, mosaicos, gatos, y todo tipo de trabajos manuales elaborados por personas que tienen una minusvalía. Algunos son discapacitados intelectuales, otros psíquicos, y en su mayoría minusválidos físicos con la fuerza suficiente para trabajar en talleres impartidos por profesionales dedicados a un generoso proyecto, y por un voluntariado también generoso por entregar su tiempo y sus ilusiones.

El alcalde de Málaga inauguró los stands a las once de la mañana con la presencia de Canal Sur televisión y acompañado por asociaciones de discapacitados manifestando así su solidaridad: visitando todos los puestos, saludando a todos los que allí estábamos, y demostrando su cariño a un sector humano muy importante dentro del organigrama social.

Orgullosa por colaborar en tan magnífica labor, para mí es un honor trabajar con seres entrañables impartiendo un taller de escritura y lectura, o realizando manualidades con papel maché. Rodeada de discapacitados que aprenden con esfuerzo y tesón, y que nos enseñan también a compartir sus debilidades vibrando entre risas y sueños. En realidad no se sabe quién aprende de quién, porque ellos nos dan más a nosotros, y el amor que desprenden es superior a cualquier enseñanza que reciben.

Mónica, Antonio, Daniel, Juan, Carlos, Elena, Leti, y tantos discapacitados, junto a profesionales como Nani y Natalia y gente luchadora que están día a día llevando un proyecto con firmeza y eficacia, dentro de una sociedad que afortunadamente va creyendo y valorando a personas con dependencia y necesitadas de un soporte económico del gobierno, a pesar de la crisis.

Porque en realidad, todos somos minusválidos y discapacitados en un mundo difícil y hostil, entre guerras y conflictos, desamor e incomprensión. Y combatir las deficiencias físicas y psíquicas no sólo es un deber: es el soplo que necesitamos para vivir, y el equilibrio que anhelamos por andar al borde del abismo.



ROSA MARÍA VERA

miércoles, 12 de mayo de 2010

LA MORDAZA




LA MORDAZA


Mañana jueves, el presidente Zapatero convocará a los sindicatos para explicarles las nueve medidas que adoptará el gobierno para reducir el déficit público. El fin del cheque bebé, reducción del salario de los funcionarios, la no actualización de las pensiones y otras medidas drásticas como son los recortes en gastos de medicamentos, dependencia e inversión pública. Omitiendo derroches importantes como son los emolumentos del Ministerio de Cultura, del Ministerio de Igualdad y de la Vivienda, sin llegar a pronunciarse al respecto.

Porque lo que es inadmisible, es el recorte de gastos en Sanidad cuando la lista de espera de pacientes necesitados de una operación quirúrgica se ha quintuplicado por la carencia de medios en la Salud pública. Y cuando los medicamentos son genéricos en su mayoría, no siendo tan efectivos ni rápidos para enfermos necesitados de una recuperación urgente. Pero eso sí, ni reducción de asesores, subsecretarios, ministros incompetentes, o delegados autonómicos, porque ahí no hay enmienda posible.

Atrás quedó el populismo fatuo de caramelos envenenados que el pueblo recogió como la transformación de los panes y los peces. Ahora las arcas están ruinosas y jamás tuvimos una crisis tan aguda. Tanto, que el presidente Zapatero después del tirón de orejas de la Unión Europea y de medio mundo, ha dado marcha atrás y asume sus errores, sin asumirlos. Pero como la casa -España- está que arde, y hay que tener amordazados a los Sindicatos, la reunión con los líderes sindicales es vital para que éstos no insten a los ciudadanos a una movilización peligrosa.

Tanto Fernández Toxo como Cándido Méndez (CC.OO y UGT) ya han dejado caer la píldora de que una huelga general no crearía puestos de trabajo, pero que las medidas de ajuste merecen una “contestación masiva de los trabajadores”. O sea, que todo quedará en agua de borrajas: crítica por televisión para cubrir el expediente y alguna que otra reunión para contentar al personal, y que el caballo ciudadano no se desboque. Cuando en tiempos de Felipe González -líder más realista e inteligente- hubo dos huelgas generales y las protestas despabilaron al país. Lo despertaron de esta inercia maldita en la que nos envuelven como zombis.

-Que no somos títeres-.

Y hay que salir a la calle y protestar: porque no hay muertos vivientes al son de ‘la flauta sindicalista’, sino ciudadanos vivos hartos de tanta incompetencia y ninguneo.



ROSA MARÍA VERA

EL CIRCO



EL CIRCO


Se ha montado un circo mediático con la tonadillera Isabel Pantoja que viene muy bien para tener entretenido al pueblo. Es lógico pensar que la justicia actúa con celeridad en casos tan graves como el blanqueo de dinero, o el caso Malaya con varios imputados de los que de momento sólo salen a la palestra Julián Muñoz y su ex Maite Zaldívar.

Ahora se habla menos de la crisis y la gente no entiende el descenso del Ibex de un 13,6 % porque sigue las evoluciones de la cantante en su concierto hoy en Málaga, y porque le gusta ver en la picota a famosas del cuore. Si esto no fuera así, no existirían tantos programas basura donde sólo se habla de miserias, y donde la audiencia crece hasta tan altos niveles que la publicidad mueve montañas. Montañas de basura donde se critica, y donde malmeten entre matrimonios y amistades que sólo interesan a un público harto de sus propias miserias personales.

Quieren circo y que las fieras se devoren entre sí. Quieren aumentar el share con actores de pacotilla que lloran, y se pelean, para después bailar al son del director de orquesta con su peculiar batuta. Una batuta dictatorial siguiendo los dictámenes de un pinganillo oculto que mueve lágrimas y risas del rebaño de telespectadores que jalean las gracias olvidándose así de sus penas.

La televisión ya no es un medio informativo, sino un agente comercial cuyo cometido es sacar la ropa sucia a relucir y pasearla por los platós donde la gente tiene su modus vivendi. El paro afecta a la prensa, y a los periodistas que sufren un ERE, pero si cualquier famosillo sabe algún pasado indiscreto de un famoso, ya tiene su sillón seguro en cualquier programa que compre sus secretos.

Ya no hay escrúpulos ni dignidad, se perdió la vergüenza porque todo el mundo tiene un precio, y la vida está muy mala como para hacerle ascos al dinero fácil.

Hasta hace muy poco nadie conocía a la ‘princesa del pueblo’, y como siga el circo ya mismo le nombran una calle o la contrata Almodóvar o Torrente para una película de Festibar. Es lo que tiene llegar a la fama, que como te aúpen, es difícil que se bajen del burro no vayan a dejar al público sin sus ídolos de barro.

Y a todo esto el fiscal del Estado no pone reparos, y el gobierno acepta que se eche a los leones a ciudadanos indefensos ante la moviola del disparate, con programas que contravienen el derecho al honor, la intimidad, y el prestigio de personas que no quieren entrar en esa ruleta mortal.



ROSA MARÍA VERA

EL SILENCIO DE LOS CORDEROS




EL SILENCIO DE LOS CORDEROS


La política del gobierno sigue siendo de alucine. Después de terminar el Festival aquí en Málaga con un plantel de películas mediocres, las ganadoras: “Rabia” y “Bon Apetit” son metáforas de lo que sucede en el panorama político actual.

Rabia porque seguimos anclados en la ley de Murphy, y la economía no sólo va a peor sino que naufragamos, y Bon Apetit porque los recortes de 32 altos cargos y 29 empresas públicas es un aperitivo nada sustancioso para mejorar los datos. ¿Qué supone un ahorro de 16 millones de euros anuales cuando hay un 20 % de paro? Los inmigrantes que llegaron a España buscando la tierra prometida, ya están cobrando el subsidio por desempleo y las ayudas familiares. La seguridad social sigue colapsada porque quiénes cotizaban antes, ahora cotizan a través del paro.

Se abrieron las puertas de Europa y ya es raro ver en una construcción trabajando a gente autóctona: casi todos son originarios de otros países. Se impuso la mano de obra barata a tenor de la crisis, y no es cierto que la gente rechace un trabajo por indigno. Lo que es indigno es rebuscar en los contenedores de basura comida caducada, y ver las colas del INEM dar vueltas a la manzana mientras los sindicatos permanecen mudos. ¡Claro! Se han quedado sin voz de tanto defender al juez Baltasar Garzón.

Ya se sabe que hay que reducir el déficit público, pero resulta gracioso escuchar a Joan Ridao -portavoz de ERC- instar al gobierno un estado de emergencia declarando “la operación bikini” y suprimir cuatro Ministerios. Que aclare qué Ministerios hay que borrar del mapa, porque después de que Leire Pajin se muestre dispuesta a que el Senado sea una Torre de Babel y haya traductores, dando por hecho que sus señorías no conocen el Castellano, pues que supriman también el Senado. Menudo coste nos ahorraríamos…

Lo menos que se le puede exigir a un político es que hable su propio idioma, y si no es así, pues que vuelvan a estudiar y opositar, puesto que el español va por delante de cualquier otra lengua en el mundo.

Yo le recomendaría al presidente Zapatero que empiece suprimiendo a sus 70 asesores por tanto botafumeiro inútil y ‘apuesta de cine’, y a algunos miembros de su gabinete. Empezando por Leire Pajín, y Bibiana Aído, que ya se sabe que son “miembras”.

Y a ver este año con qué nos sorprenden los sindicatos el 1 de Mayo, fiesta del trabajo. Porque los parados están de fiesta permanente -o mejor dicho, sin días festivos- y quieren ver otra película que no sea “el silencio de los corderos”.



ROSA MARÍA VERA

EL HIYAB



EL HIYAB


La polémica surgida a raíz de la chica musulmana Najwa de 16 años de querer llevar el velo islámico en el Instituto -cuando antes no lo llevaba- es una clara aptitud de desafío por el patriarca de la familia. El padre, principal responsable de este revuelo y presidente de una Mezquita, quizás haya recibido instrucciones por parte de Alá o de algún miembro superior de la Yihad islámica, para saltarse las normas a la torera de la LOE, (Ley orgánica de Educación), en la que indica que cada Centro impondrá sus reglas de convivencia.

Aquí no hay discriminación de sexo ni de religión que refleja el artículo 14 de nuestra Constitución, puesto que cualquier chica marroquí puede ir por la calle con el velo Islámico. A Najwa nadie le prohíbe ir a su mezquita a rezar, estudiar el Corán, y vestirse como quiera fuera del Instituto. Nadie la coarta ni la obliga a nada, y España es un país libre donde la sumisión de la mujer por motivos de fe, e idiosincrasia de un pueblo, es una humillación que no cuadra con nuestra condición de Estado Laico y de lucha contra la violencia de género.

El término Hiyab significa “esconder” ocultar” y “separar”, y resulta algo estrambótico que a una adolescente musulmana integrada en una comunidad española se la intente señalar y “separar” dentro de su clase. Resulta irrisorio que comparen el velo islámico con un hábito de monja, o con un colgante al cuello de cruz, puesto que vivimos en España, mal que les pese a algunos. Y si un Centro veta a una religiosa dentro del aula por llevar su hábito, tendrá que acatarlo si son las normas, y buscarse otro lugar de estudio y de trabajo.

Nadie impone nada a nadie si éste no quiere. Y en este caso el padre de Najwa, -que hasta ahora había permanecido callado-, y clama al cielo de Alá por unas normas educativas que no comprende, debería ser menos rigorista y no estigmatizar a su hija con un medio que constituye un fin para sus planes radicales de hacerse ver y notar dentro de su comunidad religiosa.

Tampoco sirve la defensa de que en Marruecos a una chica española no se le prohíbe la minifalda, puesto que si estudia en un Centro marroquí acatará las normas de dicho Centro, so pena de ser expulsada o incluso de algo peor.

Otra cosa es la calle, y las formas de convivencia de cada cultura. Porque en los países árabes llevar el velo islámico -Hiyab- es una clara demostración de distinción social y religiosa. Y no es lo mismo ver a chicas marroquíes -de dudosa condición- bailando en una discoteca, de noche y vestidas de manera occidental, que ir por la ciudad enseñando piernas y escote. Si alguna mujer es tan temeraria, pagará cara su osadía, sea o no musulmana.

Puesto que en cuestiones de modernidad, ya se sabe que la religión de Mahoma es intransigente. Y la lapidación y las quemaduras en el rostro por ácido siguen vigentes con espectacular crueldad.

Así que ahora no nos den clases liberales, cuando siguen imponiendo la sumisión a su Ley, y el enfrentamiento contra Occidente.



ROSA MARÍA VERA

miércoles, 14 de abril de 2010

VIAJE A TÁNGER ( II parte )






TÁNGER (II parte)
 

Al día siguiente, después de un copioso desayuno en el hotel a base de café fuerte, smen caliente (crepes) con mantequilla y mermelada, queso de cabra recién hecho, y té moruno de postre, alquilamos un taxi para visitar Tetuán, ciudad ubicada a 65 km de Tánger. Y después del tradicional regateo, acordamos un precio razonable con nuestro amable guía Ahmed, que fue de 100 dírham -10 euros- por persona con trayecto de ida y vuelta -íbamos tres-, tomamos rumbo a Tetuán en un destartalado vehículo.

Tardamos casi una hora en llegar a la ciudad por carreteras señalizadas por obras, y Ahmed tuvo la infinita paciencia de esperar una hora a que tomáramos fotos y visitara mi lugar de origen, tan emocionante y conmovedor, que desató las lágrimas de mi compañera de viaje. Tantos recuerdos vinieron a mi memoria -después de más de 20 años sin regresar a mi tierra-, que mi cámara disparaba sin cesar fiel reflejo de mi estado anímico, eufórico y soñador.

Tres horas al módico precio de 30 euros no supuso ninguna sustanciosa suma económica, pero sí un tremendo valor sentimental que jamás olvidaremos. Y regresé con el soplo espiritual del pasado, y la alegría compartida de haberme congraciado con él, y con la añoranza por tanto tiempo sin revivir una infancia y adolescencia en tierra que fue madrastra querida y territorio hostil.

Y después del torbellino y el parloteo sin cesar con Ahmed, nos adentramos otra vez en la vorágine de compras por la Medina Tangerina, seguidos por una retahíla de vendedores como séquito regio, olvidando nuestros deseos de intimidad. Relojes (breitling, Bulgary, rólex), sandalias y gafas de marca, eran el reclamo más atractivo para nuestras expectativas. El zoco con sus intrincados túneles, especias que aspiraba con fruición para retenerlas, verduras y hortalizas expuestas como joyas, y pocas mujeres que rehuían nuestras fotos tapándose la cara.

No es aconsejable que mujeres ‘extranjeras’ vayan solas, porque una anécdota curiosa le ocurrió a mi amiga que llevaba un vestido mini faldero. Paseando por el puerto, un marroquí se tiró al suelo entre sus piernas para verle la ropa interior. Y por la noche, cuando tuvimos la osadía de andar un rato mientras los hombres veían el fútbol antes de la cena, fue imposible sin llevar escoltas masculinos. Cuchilleos a nuestro alrededor, frases soeces, y cierta alergia al ver a damas solitarias, nos conminó a regresar casi corriendo al hotel. Algo curioso cuando vas a la discoteca y encuentras a chicas casi desnudas exhibiéndose ante musulmanes impertérritos.

Y es que el morbo extranjero es inigualable, y la piel clara y al descubierto, por una ciudad desierta de mujeres en la calle, excita la imaginación de los más audaces. La mentalidad árabe sigue virgen al progreso, y el fundamentalismo hacia la mujer permanece vigente. Otra cosa es el comercio, las divisas, el turismo y la prostitución consentida orillando la pobreza.

Marruecos no ha cambiado ni en el fondo ni en la forma. Es tradicional, sibilino y peligroso. Pero sigue siendo acogedor y mágico cuando oyes el canto del muecín, y sueñas con el reflejo de la luna sobre el tejado mientras los gatos maúllan al amanecer.



ROSA MARÍA VERA